Los 5 Secretos de Salomón, Parte II

REGALO PARA TI

Gratis | Download
Wallpapers HD del Libro
"Piensa como el Rey Salomón" del Coach Alejandro Martínez en Alta Resolución.

Descargar»

 

MP3 GRATIS EN EL PRÓXIMO ENVÍO

Próximo envío | MP3 Gratis
Conferencia Motivacional
De la Serie de Mensajes "Piensa Como el Rey Salomón".

 


Espera nuestro próximo Email.

Formando Campeones

Secreto Nº3: PASION POR UN SUEÑO

picture

 

Salomón sabía lo que quería. Pocas personas saben lo que quieren, el problema es que, quien no sabe para donde va,
por lo general no llega a ninguna parte. Si quieres mejorar tu calidad de vida, debes definir –lo más exactamente posible– QUÉ ES lo que quieres mejorar. No vale responder TODO. Se requiere ser definido y específico, a causa de esto, la mayoría de las personas nunca persiguen su propia pasión interior.

La pasión es el alma de todas las grandes empresas. Es lo que ha producido las grandes obras artísticas, literarias, filosóficas y científicas. Todos los inventos y todos los avances de la civilización tienen detrás el motor de la pasión. Hasta los descubrimientos que sucedieron accidentalmente se dieron en un marco de apasionado trabajo.

PASIÓN ES HACER ALGO SIN RESERVAS, CON TODO EL SER. LA PASIÓN ES ENERGÍA.

Quiero que consideres esto:

La gente apasionada se convierte en gente poderosa.

La gente apasionada genera vigor, fuerza y entusiasmo.

La gente apasionada permanece enfocada y determinada en sus sueños.

Salomón tenía pasión por crear un magnifico y extraordinario monumento a Dios, es decir el templo y la casa del Señor.

 

Su meta era clara y definida: La construcción del templo.

 

¿Sabes tú que quieres realmente en la vida? ¿Qué es lo que anhelas para ser recordado cuando tu vida termine? ¿Qué meta en el presente te da energía y te estimula? ¿En que sueñas convertirte, o que sueñas hacer o poseer? Yo deseo ser recordado por un hombre de fe y un entrenador de Vida que lleva a la gente a su máximo nivel.

Algunas ayudas para lograr un sueño extraordinario:

1.-Los sueños son nacidos o prestados. Deja de proyectar los sueños de otros, Dios tiene un sueño para tì, piensa creativamente, usa tu imaginación.

2.-Tú ya tienes lo que se necesita para proyectar un sueño extraordinario: El deseo. Alimentalo y se convertirá en un fuerte deseo, alimentalo más y se convertirá en una obsesión. Tu obsesión se convertirá en un imán que atraerá a otros para participar en tu sueño.

3.-Para que tu sueño se realice vas a necesitar un verdadero anhelo por lograrlo. ¿Viste a un niño cuando esta sentado en su sillita, y empieza a jugar y a tirar su comida, eso lo hace porque realmente no tiene hambre. El prefiere bajar de su silla y correr por la habitación con sus amigos. Deja de salpicar con tu sueño. Nunca lograrás un sueño sin tener hambre.

4.-Un sueño extraordinario necesita atención inmediata.

Muevete ahora, muevete rápida y decididamente. Evita hoy cualquier cosa que sea temporaria, insegura o sin propósito.

5.- Tu sueño siempre necesitará del auxilio de otros. ¿Quiénes son las 10 personas más necesarias para dar a luz y completar el sueño de tu corazón? Escribe sus nombres y ora por ellos, las personas triunfadoras se asocian con aquellos que sostienen tus sueños.

Desarrolla una pasión por tu sueño como Salomón lo hizo.

 

**************************************

Secreto Nº4: PUSO LA FE EN MOVIMIENTO

Salomón no solo creyó que algún día haría un templo espectacular... Salomón lo hizo!!!

No solo tuvo la la fe y la voluntad de ofrecer ofrendas a Dios como nadie... Salomón las hizo!!!

La fe debe ponerte en movimiento.

La fe es el elemento químico primordial de la mente. Cuando la fe se articula con el pensamiento, el subconsciente capta la vibración, la traduce en su equivalente espiritual y luego la transmite al mundo espiritual, reflejándose finalmente en la conducta. Es el caso de la oración. La fe es la más poderosa de las emociones positivas.

Todos los pensamientos que han sido “cargados emocionalmente” y mezclados con la fe, empiezan inmediatamente a traducirse en su equivalente físico. Las emociones, o la porción “sentimental” de los pensamientos, son los factores que dan vitalidad y acción a ellos. Mezcladas con cualquier impulso de pensamiento, las emociones positivas le añaden más energía de la que tendría por sí solas.

No sólo los impulsos de pensamiento que se hayan mezclado con la fe, sino los que se mezclan con cualquiera de las emociones positivas, o negativas, pueden alcanzar el subconsciente e influir en él.

 

La publicidad descubrió este secreto, por eso tú verás que todos los anuncios provocan una respuesta emocional, las marcas tienen un anclaje que apelan al mundo interior de la persona y es precisamente este anclaje lo que determina el resultado del acto de consumo. Se asocian las emociones a los productos. No venden leche, venden que tú eres feliz con la leche; no te venden un auto, te venden el placer de sentarse en uno.

El subconsciente traducirá en su equivalente físico un impulso de pensamiento negativo con tanta facilidad como actuaría con los pensamientos de naturaleza positiva o constructiva. Esto explica el fenómeno de que millones de personas experimentan: denominado “infortunio” o “mala suerte”.

Hay millones de personas que se creen “condenadas” a la pobreza y al fracaso, por culpa de alguna fuerza extraña que creen no poder controlar.


Ellos son los creadores de su propio “infortunio”, a causa de esta creencia negativa, que su subconsciente adopta y traduce en su equivalente físico.

Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.
Hebreos 11:1.

Porque por fe andamos, no por vista.
2 Corintios 5:7.

¿Es posible acrecentar la fe? Por supuesto.

 

La fe es un “estado mental” que puedes incrementar, tal como la hacía la comunidad cristiana originaria, cuya fe iba “creciendo” (2 Tesalonicenses 1:3).

Además, la fe puede crecer a voluntad, crecer voluntariamente.

 

**************************************

Secreto Nº5: HIZO CRECER SUS INGRESOS CRECIENDO COMO PERSONA

Salomón se hizo famoso por la respuesta que le dio a Dios cuando éste le dijo: Pídeme lo quieras. Y Salomón pidió sabiduría y entendimiento.

Aquí está encerrado el quinto secreto de Salomón.

 

El crecimiento de tus ingresos es proporcional a tu crecimiento personal.

 

Esto es una realidad que debe sacudirte. Tus ingresos pueden crecer únicamente hasta donde crezcas tú.

La fortuna que consigas en tu vida, irá en proporción directa con tu grado de desarrollo personal y profesional.

¿De qué sirve el dinero en la mano del necio para comprar sabiduría, si no tiene entendimiento?
Proverbios 17:16.

Así como hay leyes externas o físicas del dinero, también las hay internas, las que se refieren a la persona humana. Las primeras son muy importantes, desde la administración financiera hasta las estrategias de inversión. Pero lo que pasa en el interior es aún más clave y curiosamente donde más descuido existe.

 

Es como un carpintero y sus herramientas.

Tener herramientas de buena calidad es indispensable, pero ser un carpintero de primer nivel, que las utilice magistralmente, es aún más importante.

Abraham Lincoln dijo: “Si dispusiera de 8 horas para cortar un árbol, dedicaría seis a afilar mi hacha”. El hacha representa tu mente. ¿Cuánto tiempo dedicas a cultivarla?

Nadie se hace rico trabajando, sino pensando, por eso el reto es elevar nuestras capacidades mentales, gastar e invertir tiempo pensando.

Escucha esto: no basta con estar en el lugar adecuado y en el momento justo. Tienes que ser la persona adecuada, en el lugar adecuado y en el momento justo.


La pregunta clave es: ¿Quien eres tú? Mejor planteada esta interrogante: ¿Cómo piensas tú?


El hecho es que tu carácter, tu forma de pensar y tus creencias constituyen una parte esencial que determina los niveles de tu prosperidad.

Como en la Biblia lo expresó Salomón:
El sabio oirá y crecerá en conocimientos, y el inteligente adquirirá habilidad.
Proverbios 1:5.

Igualmente, a todo hombre a quien Dios ha dado riquezas y bienes, lo ha capacitado también para comer de ellos.
Eclesiastés 5:19.

Muchos individuos aspiran a que sus ingresos se acrecienten, sin esforzarse por crecer o desarrollarse personal o profesionalmente.

Si inviertes en ti, tarde o temprano verás resultados en tu favor.

Invierte tiempo, por tanto, en ampliar más tus capacidades. La sabiduría te dará las habilidades para resolver problemas y los problemas que resuelvas determinarán al mismo tiempo tus recompensas. Es decir, se incrementará tu valor en el mercado, así como tu capacidad de produciry generar mayores ingresos en forma constante.

El principio es elemental: si deseas ganar más, tendrás que aprender más.

 

Esto significa que deberás invertir más en tu desarrollo personal y profesional. Por ejemplo, con inversiones en buenos libros, revistas, audioconferencias, libros de autoayuda, programas en audio casete y seminarios de capacitación. Deberías adquirir el Libro "Piensa como el Rey Salomón" y la serie de mensajes completa. Si no estás dispuesto a invertir en ti mismo, estás regateando el precio del éxito y el precio del éxito no es negociable.

No es tan difícil. Por lo demás, casi no hay competencia real, lo que asegura una promoción efectiva en tu vida, pues vivimos en un mundo en el cual la persona promedio lee menos de un libro al año. Sí, leíste bien: menos de un libro al año. De manera que si eligieras hacerlo con persistencia, ¿no crees que beneficiaría, en forma consistente, tu situación salarial?

 

Estoy seguro que eso te daría alguna ventaja competitiva en tu profesión u oficio. Claro que sí.

No olvides que eres el resultado de aquello con que has alimentado tu mente.

Busca hacerte sabio, porque la recompensa será grande, muy grande.

Mira lo que dice salomón:

Bienaventurado el hombre que halla la sabiduría y obtiene inteligencia, porque su ganancia es más que la ganancia de la plata, sus beneficios más que los del oro fino!
Más preciosa es que las piedras preciosas: ¡nada que puedas desearse puede comparar con ella!
Larga vida hay en su mano derecha, y en su izquierda, riquezas y honra.

Sus caminos son caminos deleitosos; todas sus veredas, paz.
Proverbios 3: 13–17.

Si esto no te sacude, nada lo hará!!!

 

Quiero decirte que muchos amigos escribieron preguntandome información del Libro "Piensa como el Rey Salomón" y de la serie de Mensajes del mismo nombre, bueno, a los verdaderos interesados le estamos preparando algo muy especial. ten paciencia. Por lo pronto, en el próximo email te tengo un regalo prometido, un MP3 Gratis de la serie, con un extracto para que saborees esta hermosa revelación.

 

Comprometido para ayudarte a desencadenar tu grandeza!!!

 

-------